¿Alguna vez te ha pasado que tras estudiar durante dos o tres horas, te sientes muy cansado/a y te cuesta recordar lo que has estudiado hace un rato? No te preocupes, con esta técnica podrás aumentar tu rendimiento y sentirte menos cansado durante la sesión de estudio.

Hoy vamos a ayudaros a organizar mejor el tiempo que dedicáis a leer y a estudiar, te ayudará a aumentar tu concentración y a distraerte menos. Este método se llama “Pomodoro”.

¿Qué es el método Pomodoro?

Es una metodología concebida a finales de la década de 1980 por Francesco Cirillo, desarrollador de software y empresario italiano. Debe su nombre, al uso de un pequeño temporizador de cocina, de esos que puedes girar el dial, que por casualidad tenía forma de tomate, (y pomodoro en italiano significa tomate).

Muchos estudiantes, suelen estudiar de forma intensiva y prolongada durante 2 o 3 horas. Esto no lo recomendamos, porque muchos expertos dicen que solemos retener mejor el principio y el final de la sesión de estudio, sin embargo, todo lo que estudiamos en el medio, se suele olvidar.

Para ello fue creado el método Pomodoro, que consiste en hacer sesiones de estudiar 25 minutos y posteriormente descansar otros 5, de manera repetida.

De esta forma, generamos más “principios” y “finales” a nuestra sesión de estudio, recordaremos mejor y será más productiva nuestra sesión de estudio que si estudiáramos de forma continuada y sin tomar descansos.

Por supuesto, esta técnica es flexible, si cuando pasen los primeros 25 minutos se te ha quedado corto y quieres continuar, puedes saltarte el descanso y posteriormente tomar un descanso de 10 minutos en puesto de 5… pero no recomendamos que estudies 2 horas seguidas, porque la técnica perdería todo su sentido.

Consejos para aplicar Pomodoro

  • Durante los descansos no recomendamos que leas o cojas el móvil. Sería mucho mejor aprovechar para hidratarte y beber un poco de agua, salir de la habitación a tomar algún snack sano (una fruta, por ejemplo) o levantarte de la silla y estirar un poco piernas y brazos, para posteriormente, retomar la sesión.
  • También aconsejamos que antes de hacer la sesión de Pomodoro, te anotes cuántas sesiones de 25 minutos vas a realizar y qué vas a hacer en cada una de ellas. Para ello recomendamos nuestro planificador “Semana Feliz”, que es ideal para ello y además colaboras con la creación de empleo para personas con discapacidad. Esto te ayudará a perder menos tiempo y a  sentirte mucho más productivo.

  • También recomendamos intentar acompañar la sesión de estudio de música relajante como sonidos del agua, o de pasos, etc. Hay mucha en Youtube. Esto muy posiblemente te ayude a mantener la concentración y productividad.
  • Finalmente recomendamos tomar esta técnica de forma flexible y si algún día tenéis muchas ganas de estudiar, no es necesario aplicarla sí o sí. Podéis estudiar durante una sesión más reducida y tomar un descanso algo mayor puntualmente. Aunque esto no ha de ser lo habitual. Y en casos como este, podéis apuntarlo en vuestra agenda para el día siguiente.

Os invitamos a probar la técnica Pomodoro y tal vez os funcione, a mucha gente le funciona.

¡Hasta la próxima!

 

 

Leave a comment